GOBERNADORA DE MOQUEGUA AFRONTA INVESTIGACIONES POR CORRUPCIÓN Y SE DECLARA “MUJER DE HIERRO”

Regionales

La gobernadora de Moquegua, Gilia Gutiérrez Ayala, se encuentra en el ojo de la tormenta por investigaciones fiscales que la involucran en presuntos actos de corrupción. La primera se refiere al alquiler de camionetas 4×4 que habrían sido sobrevaloradas y la segunda al servicio de consultoría que brindó al exgobernador Zenón Cuevas Pare, quien también está procesado por el caso Obrainsa.

Gutiérrez Ayala ha rechazado las acusaciones y ha sostenido que son parte del costo de hacer política y de haber asumido el máximo cargo de la región. También ha pedido confianza a la población y se ha autodenominado como la “mujer de hierro” por resistir los ataques en su contra. La fiscalía ha allanado su vivienda, la sede regional y otros inmuebles relacionados con el caso de las camionetas. Además, la estaría citado para declarar este miércoles por el caso de negociación incompatible.

La gobernadora de Moquegua ha recibido el respaldo de algunos sectores sociales y políticos que la consideran una víctima de una persecución. Sin embargo, también ha enfrentado el rechazo de otros que exigen su renuncia o vacancia.

Deja una respuesta